jueves, 5 de noviembre de 2009

JULIE & JULIA * * 1/2

En Julie & Julia, Meryl Streep acaba robándose todo el número, interpretando a la famosa cocinera Julia Child.








No suelo perderme una sola película protagonizada por Meryl Streep, una de mis actrices preferidas. Si algo me impulsó a ver una chick-flick como Julie & Julia (2009), no fue otra cosa que ver el impecable trabajo de Meryl Streep interpretando a la famosa cocinera Julia Child. Y bueno, lo confieso, también quise ver a la guapa Amy Adams. La película está basada en el libro homónimo escrito por Julie Powell (interpretada por Amy Adams), que no tiene otra cosa más interesante que contar que el reto que se propuso a sí misma un buen día: crear un blog (¡Qué valiente!) en el que relatará sus experiencias preparando todas y cada una de las más de 300 recetas publicadas por Julia Child en su primer libro.

El problema es que Amy Adams, si bien es una chica muy bella (casi tan bella como Nicole Kidman, de hecho, parecen hermanas), su potencial histriónico todavía está bastante limitado. O también puede ser que la dirección de la realizadora y guionista Nora Ephron es demasiado floja. Siento que Amy Adams hizo lo que pudo con un personaje con muchas limitaciones. Me inclino más por la segunda posibilidad, ya que, aunque no he visto Doubt, al parecer Amy ofreció una buena actuación como monja en dicha película, donde por cierto también trabajó junto a Meryl Streep. En Julie & Julia, Meryl Streep y Amy Adams jamás se ven las caras o comparten una escena juntas.

Tenemos dos historias paralelas: la de Julie Powel, recién casada con el editor de una revista sobre arqueología (Chris Messina), y que se encuentran pasando por las limitaciones económicas de una pareja en los primeros meses de matrimonio. Julie publicó un libro junto a otros tres escritores, que nadie leyó y en el que su nombre quedó perdido. Además de desear convertirse en una reconocida periodista y escritora, Julie también quiere seguir los pasos de Julia Child, al ser su gran admiradora y así desentrañar los secretos de su cocina.

La segunda historia es la mejor, la que acabó por atraparme más. En ella vemos los esfuerzos de Julia Child por convertirse en una gran cocinera, mientras vive en la Francia de la posguerra. Por supuesto, el retrato de Francia es folclórico y pintoresco, donde no falta el mercado callejero donde todo luce estupendo e impecable, al igual que las callejuelas con algún gato cruzando la calle. Al estar casada con un ocupado diplomático (Stanley Tucci), Julia necesita buscarse distracciones y ocupaciones. A parte de tomar clases de cocina, Julia deseará publicar un libro, donde, a través de recetas, le enseñe a los norteamericanos cómo adentrarse en el maravilloso mundo de la cocina francesa… sin morir en el intento.

Está de más decir que el fuerte de la película es la actuación de Meryl Streep (quien luce como una versión más atractiva de Susan Boyles, la promesa del canto), así como la gran química que tiene con Stanley Tucci, su marido bajito y calvo. Ambos forman, quizás, la pareja más cursi, feliz y estable del mundo. Se complementan, se necesitan, se apoyan, son divertidos y están en sintonía perpetua. Julia seguirá a su esposo a donde tenga que ir por su trabajo, mientras que este la apoyará en su nueva carrera y cuando algún editor le rechace su libro. Ella mide casi 2 metros, él poco más 1.60. Y todo está contado en el libro “My Life in France”, escrito por Julia, en el que también está basada la película. Es decir, todo lo contrario al aburrido matrimonio de Julie, donde lo único que pone “sabor” a sus vidas es, precisamente, la cocina.

Y es la comida el segundo atractivo de esta película. Fotografiada magistralmente por Stephen Goldblatt, la comida luce mejor que en cualquier documental gastronómico. Si uno no sale con hambre de la sala de cine, es que estaba distraído pensando en otra cosa mientras veía la película.

++Lo mejor: ya lo he dicho y lo vuelvo a repetir, Meryl Streep.
++Lo peor: la floja dirección de Nora Ephron y que no haya sido una película enteramente dedicada a la vida de Julia Child.

2 comentarios:

Bargalloneta dijo...

tinc moltes ganes de veure-la!!! per la Streep i per la cuina!!!
I no et perdis Doubt, perquè és on vaig descobrir l'Adams, que sí que es veritat que es clavadeta a la Kidman, i a on la Streep fa por!!!
petó

Àlex Frias dijo...

doncs que sigui només per la Meryl Steep Monica, perque la peli en general es va quedar a medias. Crec que es una peli més per dones, i que pel aspecto de la cuina potser més disfrutable per elles jaja.

Páginas vistas en total