martes, 17 de noviembre de 2009

GAMER * 1/2

"Gamer" intenta sin éxito retratar una sociedad futurista atrapada en la realidad virtual, debido a un guión hueco y un villano de caricatura.





Hace unos días decía que District 9 era una de las mejores películas del año. Con Gamer (2009) toca decir lo contrario, ya que es una de las peores películas que he visto en este año. Gamer tiene una idea argumental interesante, basada en la posibilidad de que en el futuro los juegos de vídeo se lleven a un nivel lo más realista posible, al utilizar a personas reales como protagonistas, que llevan chips implantados en la cabeza. El problema -y uno de los principales-, es que la película no tiene la más mínima ambición o pretensión de llevar esta interesante premisa a un nivel poco más allá del entretenimiento palomero descerebrado. Quizás esté sobrevalorando a la película con este último comentario, ya que no me pareció en ningún momento entretenida.

A lo que me refiero, es que si uno se anima a ver Gamer, no tendrá otra cosa mas que largas escenas de disparos y bombazos a diestra y siniestra. La película abre con una escena así, que parece interminable. Casi todo el tiempo estamos acompañando a Gerard Butler, como el protagonista de un juego violento, en el que solamente gana el que sobrevive. Butler interpreta a un presidiario, cuya tarea cotidiana es participar en este juego junto a otros presos, para eliminarse entre sí. Es algo como el “gotcha”, ese juego en el que dos equipos juegan a dispararse y “eliminarse” usando balas llenas de pintura. Sólo que en Gamer son armas y balas reales. El juego ha sido desarrollado por un excéntrico “freak”, experto en tecnologías (Michael “Dexter” Hall).

Mi segundo problema en la película, sigue siendo Gerard Butler, un actor que siento no acaba de definirse. Aunque ha probado de todo (o casi), Butler no consigue consolidarse ni como actor de acción, ni de comedia o melodrama. No me ha convencido en ninguno de estos géneros, y Gamer es una prueba más de que Butler está lejos de ser el nuevo Jean Claude Van Damme, Stallone o Schwarzenegger.

Esto, aunado a una película hueca en el que no existe química entre ninguno de sus personajes, como por ejemplo, ese adolescente (Logan Lerman), que por azares del destino consigue, a través del internet, una conexión pirata al juego y ser quien maneje a Butler en un par de “misiones”, un John Leguizamo desperdiciado, efectos especiales a nivel de teleserie, un pésimo villano caricaturesco (¡terribles el par de secuencias finales estilo…Bruce Lee y “Dragon”!), una buena actriz como Kyra Sedgwick haciendo uno de los peores papeles en su carrera, y un mundo futurista nada impresionante, que intenta infructuosamente retratar a una sociedad atrapada por una peligrosa “realidad virtual”, hacen de Gamer una película ridícula, aburrida y desechable.

++Lo mejor: su intención de reflejar una sociedad en que las personas viven inmersas en una peligrosa realidad virtual.
++Lo peor: el villano y ver a Kyra Sedgwick haciendo el peor trabajo de su carrera.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total