viernes, 25 de julio de 2008

BOILER ROOM * * * 1/2


CALOR A LA ALZA. Giovanni Ribisi como Seth Davis. 

Giovanni Ribisi es uno de los actores jóvenes más capaces del cine estadounidense. En Boiler Room (2000), Ribisi lleva a cabo una actuación emocionalmente demandante, en un sencillo filme que narra el difícil ascenso profesional de un inteligente y talentoso joven, para quedar bien con su rígido padre.

Boiler Room fue el atractivo debut del realizador y guionista Ben Younger (su más reciente estreno fue Prime, protagonizada por Uma Thurman y Meryl Streep), en donde deja patente su habilidad para dirigir perfectamente a todo su juvenil reparto. El relato exhala adrenalina, dentro del cerradísimo espacio de unas oficinas de corredores de bolsa, a pesar de ciertos errores en su guión y discrepancias en el tono que quiso darle al filme.

De ganarse la vida sosteniendo un “mini casino” instalado en su apartamento, Seth Davis (Ribisi), tendrá que encontrar una forma decente de sobrevivir, cuando su padre (Ron Rifkin) descubra su “pequeño” negocio. La solución estará en la oferta de uno de sus amigos (Nicky Katt), ejecutivo en la correduría de bolsa que dirige junto a Jim (Ben Affleck) y Michael (Vin Diesel). El lugar está envuelto de un caótico, feroz y competitivo ambiente, donde el objetivo principal será vender y sólo vender, sin importar los métodos poco éticos, como el “arte” de engañar y presionar a potenciales compradores de acciones. Basta gritar “¡Reco!” y ahí estará una venta.

Younger logra extraer a Vin Diesel y a Ben Affleck unas pequeñas pero aceptables actuaciones, y consigue una película con un buen suspenso, logrando notablemente el “depredador” ambiente dentro de la empresa. El problema es un final poco acertado. Además, no ofrece alguna reflexión memorable sobre el tremendo mundo capitalista y competitivo que estamos presenciando, incluyendo además esos detalles racistas entre algunos personajes (la manera en que Michael, ítaloamericano, y Greg, judío, se insultan). Por el contrario, en la segunda mitad, el giro es hacia una “heist movie” policial, optando el realizador seguir así hacia la resolución.


1 comentario:

Joel Meza dijo...

Un detalle que me gustó de Boiler Room, Alex, es la adoración que tienen los personajes por Wall Street y recitan las líneas de Michael Douglas como si fueran los diez mandamientos o al menos la pura verdad... y no una película de Oliver Stone...

Páginas vistas en total