martes, 12 de noviembre de 2013

LAWLESS * * * 1/2

NO HAY PROHIBICIÓN PARA LOS BONDURANT.
Shia LaBeouf da una prueba de talento en Lawless.

Cuando vi The Proposition (2005), acabé maravillado al ver cómo John Hillcoat (The Road),  realizador australiano, fue capaz de dirigir un intenso western como pocos en la pasada década. Y no sólo eso, sino pudo trasladarlo a los escenarios desérticos de Australia. Las actuaciones y, en especial, la ambientación (un fabuloso diseño de producción), eran de lo mejor en dicho western. Ahora, en el más reciente filme del realizador, Lawless (2012), adaptación de la novela "The Wettest County in the World", de Matt Bondurant, dichos aspectos son igualmente sorprendentes. Una historia instalada en la época de la prohibición, basada en hechos reales, en donde Hillcoat vuelve a trabajar junto a Guy Pierce (actor en The Proposition), esta vez irreconocible en el papel de un villano con peinado estilo "Alfalfa", repulsivo, con todo y ser un agente federal. Es como la versión sociópata y corrupta de Elliot Ness, enviado desde Chicago para acabar con una red de tráfico ilegal de alcohol, que la banda de los hermanos Bordurant tuvo en Franklyn, Virginia, a principios de los 1930. 

Junto a Pearce, quienes sorprenden también son Tom Hardy, interpretando a Forrest, el hermano mayor y líder de la banda, y Shia LaBeouf, con una actuación que me hace pensar que, al final de todo, tiene  más talento que el requerido para interactuar con robots gigantes del espacio. Hardy tiene un aceptable acento sureño, prueba una vez más su versatilidad, incluyendo su imponente presencia en pantalla. LaBeouf interpreta a Jack, el hermano menor, un chico que aspira a crecer demasiado rápido en el negocio, a darse su propio lugar y tratar de sorprender a su hermano mayor. Jack tiene un ídolo, Floyd Banner (Gary Oldman, quizás muy desperdiciado), un sanguinario gángster, que tiene a toda la policia en alerta.

La película tiene unos aspectos de producción extremadamente rescatables, en especial la ambientación y la música. El soundtrack parece producido por T-Bone Burnett pero, en realidad, fue escrito por Nick Cave (The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford, The Proposition) y Warren Ellis. Sin embargo, la historia no tiene mucho de destacable, poco o nada de extraordinario. Es una entretenida pero simple película de gángsters contra policias. Jessica Chastain y Mia Wasikowska, como las únicas presencias femeninas, apenas y pueden lucir algo en sus muy opacos personajes. Ambas son casi como adornos, que no sirven mucho para el avance de la historia. A pesar de todo, Lawless es una película con algunos momentos intensos, pero sin el suficiente calibre que estas historias épicas de familias criminales debería tener.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total