sábado, 15 de junio de 2013

ANOTHER EARTH * * * *

CUANDO "OTRA TIERRA" ES LA FRONTERA FINAL.
Una guapa pero distraída chica sueña con viajar
a la "otra Tierra" y conocer a su "otra yo".

Esta película de corte independiente plantea una premisa interesante: la posibilidad de que exista otro planeta Tierra. La idea se encuentra más dentro de un plano de universos paralelos, es decir ¿qué pasaría si en ese otro planeta Tierra existiera otra versión de nosotros? Mi otro yo viviendo allá lejos. Lo interesante también de esta película, dirigida por Mike Cahill, es que el guión no se complica demasiado con una premisa tan compleja como esta. A través de una relación que entablan un hombre de cuarenta y tantos (William Mapother) y una joven veinteañera, tímida y bien parecida (Brit Marling), la trama encuentra un camino sencillo, siendo sensible y emocionalmente contenido. Todo comienza cuando la joven, distraída y soñando con viajar un día hacía la otra Tierra, provoca un trágico accidente en automóvil, en donde un compositor de música pierde a su esposa e hijos. Llevando en su consciencia la culpa de haber causado esta tragedia, años después la chica decide "castigarse" a sí misma yendo a trabajar como empleada de limpieza a la casa del compositor. Este se encuentra viviendo una vida solitaria, descuidada, con su casa hecha un chiquero en total caos. 

El sueño de nuestra protagonista se verá cumplido cuando gane un concurso, donde el premio es precisamente un viaje hacía la otra Tierra. Mientras esto sucede, seguirá trabajando para el músico en depresión, sin que este sepa que tiene todo el tiempo en frente a la causante de la mayor desgracia de su vida y de todas sus tristezas. Lo mejor de la película, es que el asunto no parece tan predecible como podría aparentar. La historia parte de un tema que podría considerarse típicamente del género de ciencia ficción, pero sus temas están más inclinados hacia el melodrama, como el perdón y las emociones. Esa otra Tierra es un elemento que, al final, no es tan distractor durante todo el filme. Tampoco hay que asustarse y pensar que estamos ante algo completamente inmerso dentro de ideas New Age, aunque es claro que la historia está inspirada también en ellas. 

Más bien, la cinta se encarrila totalmente hacia dilemas existenciales y filosóficos. Es cierto, deja preguntas con respuestas pendientes en el tintero, sobre la muerte y el hecho de que si uno muere en la Tierra original (a todo esto ¿cuál sería realmente la Tierra "original"?) es posible que nuestro otro yo en la "otra Tierra" pueda seguir existiendo. Con todo, tenemos una película que no será lo mejor jamás hecho dentro del género de ciencia ficción (y quizás los aficionados a este género no vayan a encontrar lo que podrían estar esperando con una premisa de este tipo), pero es un trabajo muy visible, que sorprendentemente logra sostenerse con tan sólo dos personajes.

No hay comentarios:

Páginas vistas en total