martes, 14 de febrero de 2012

ROMANZO CRIMINALE * * * 1/2


Tres amigos forman una peligrosa banda criminal
en la Italia de los 1970.

Esta es la clase de historia que bien pudo haber dirigido Martin Scorsese en los 1970, época en la que está ambientada la película. Narra el origen de una peligrosa banda criminal en Italia, encabezada por 3 amigos. Durante su niñez roban un auto y así comienzan una ambiciosa carrera criminal, en la que se verán a sí mismos ascender al poder de manera muy rápida. La narración de la película es así, rápida, algo impulsiva, sin detenerse mucho en explicaciones o detalles. Por ejemplo, su primer gran crimen, el secuestro de un hombre, se resuelve tal vez demasiado rápido. Se pasa por alto la negociación y el pago del rescate es demasiado sencillo. Con este dinero, nuestros protagonistas: Libano (Pierfrancesco Pavino), Dandi (Claudio Santamaria) y, el que lleva la mayor carga dramática, Freddo (Kim Rossi Stuart), jefes consumados de una gran banda de mafiosos, se lanzarán a invertir dicho dinero en negocios sucios, tráfico de drogas y todo lo imaginable, borrando del mapa a los principales capos y ganándose enemigos por doquier.
Tal vez esta narración demasiado apresurada en ocasiones, se deba a que existe una versión extendida de la película. La versión comercial dura 2 horas y media, mientras que la extendida (que no he visto) dura cerca de 3 horas. Será mejor darle el beneficio de la duda al filme en cuanto a la narración. Aunque tiene  2 o 3 problemas más, la película es entretenida, un relato de policías y gángsters al viejo estilo de las novelas pulp y hard boiled, con todo y detective de policía (Steffano Acorsi) involucrado con la femme fatale de rigor (la francesa Anna Mouglalis, en un personaje que, según se cuenta, iba interpretar originalmente Paz Vega). Aunque ambos son fuertes presencias en pantalla, encontré a Steffano Acorsi sobreactuado y a Anna Mouglalis con una actuación monótona, al menos, en la manera de decir sus diálogos. Tengo duda si fue doblada por una actriz italiana o es ella hablando en italiano. Me inclino por lo primero.
El realizador es Michele Placido, con una historia basada en la novela de Giancarlo de Cataldo. La mezcla de ficción con realidad tiene algo de problemas también, ya que nunca encuentran un punto de integración. Paralelo a la historia de los tres jóvenes mafiosos, se van narrando hechos relevantes en la historia mundial (el secuestro de Aldo Moro, el atentado al Papa Juan Pablo II, la caída del Muro de Berlín) ¿Pero con qué propósito? Con el secuestro de Aldo Moro, los realizadores intentaron encontrar un punto de conexión entre la historia ficticia y la real, pero el  resto no tiene mucho sentido, más que para servir de adorno y simple trasfondo histórico.  Lo peor, es que pueden pasar lo años, pero los personajes jamás parecen envejecer. En general, es una película visible, con todo y sus defectos, convencional, que mantiene vigente la vieja premisa de las historias de mafiosos: abandonar el mundo del crimen, por amor o lo que sea, es imposible.   


No hay comentarios:

Páginas vistas en total