martes, 6 de marzo de 2012

DU LEVANDE * 1/2



Este músico y un par de personajes más, son lo más "interesante"
de la muy burda "Du Levande".

La idea de Du levande (You, the Living, 2007) es construir una película formada, en un 90 por ciento, por escenas filmadas únicamente en estáticos long shots. En cada una de ellas llega a haber, en promedio, de 1 a 3 personajes. Muy pocas de escenas tendrán más de 3 personajes. Esto no importa mucho que digamos. La película es un monótono, cansino y burdo desfile de viñetas, dirigida por el sueco Roy Andersson. De hecho, es una “superproducción”, aunque más bien porque fue producida por 6 países: Japón, Noruega, Francia, Dinamarca, Alemania y, por supuesto, Suecia. Seguramente, todos estos productores tenían en la cabeza una idea muy distinta y alejada de lo que acaba siendo una gran tomadura de pelo.

El mismo Andersson es autor del guión, en donde quiso exhibir un fallido talento para la comedia, que en ningún momento acaba resultando. Cada escena, cada una de estas tomas largas y estáticas, fueron concebidas como viñetas cómicas. No me lo parecieron mucho, ni me hicieron reir en lo más mínimo. En realidad, la película se siente como una especie de "ensayo" de un programa cómico, y cada escena como un sketch. Al final, este humor sueco no funcionó para mí. Lo que tenemos es un puñado de personajes anónimos que no me interesaron en lo más mínimo, y sin una historia qué contar. Hay tres personajes, poco menos que anecdóticos, que ayudan a mantener fija nuestra atención: una mujer obesa e histérica que llora sin cansancio, amenazando con dejar a su pareja, un guitarrista de rock y una chica que es su fan, y un músico que toca la tuba. Los planos tienen composiciones interesantes, pero fuera de todo eso no hay nada más rescatable en esta película.  

No hay comentarios:

Páginas vistas en total