lunes, 10 de enero de 2011

ANTICHRIST * * * 1/2

Charlotte Gainsbourg y Willem Dafoe  en"Antichrist".


Lars Von Trier siempre ha negado ser un provocador. Incluso, cuando lo entrevistan deja evidente su incomodidad cuando se lo mencionan. Con Antichrist (2009) de nuevo le han llovido a “l’enfant terrible” danés las críticas de provocador, añadiéndose además la de misógino. He visto dos veces la película, y no pude encontrar algún detalle, escena, imagen o diálogo, que me sugiriera cierta misoginia. Por supuesto, como casi todo el cine de Von Trier, Antichrist es una película complicada de ver, sin ser por ello lo mejor de su filmografía.

Von Trier se adentra ahora en una historia de horror, pero un horror psicológico, protagonizada únicamente por un matrimonio. La pareja está formada por un psicólogo (Willem Dafoe) y su mujer (Charlotte Gainsbourg),  en crisis debido a la pérdida de su pequeño hijo, muerto accidentalmente al caer por la ventana,  mientras ambos hacían el amor. La escena en donde vemos este accidente es la que abre la película, hermosamente filmada con sublimes edición y fotografía en blanco y negro.  Mientras, escuchamos de fondo  'Lascia ch'io pianga', del “Rinaldo” compuesto por Haendel, hasta que el niño cae de la ventana en la habitación de la pareja. Es difícil creer que no se den cuenta, pero el final tendrá un giro que nos aclarará muchas cosas.

Luego de enterrar a su hijo, la pareja (de quienes nunca sabemos sus nombres)  entra en un duelo tormentoso. El esposo intentará por todos los medios ayudar a que su esposa salga de una profunda depresión y neurosis. Cuando todo falle, el hombre intentará una terapia en el bosque, pasando unos dias en una cabaña donde alguna vez la mujer estaba llevando a cabo una investigación sobre la maldad en la mujer, brujería, satanismo, etc.

Antichrist esta permeada de una atmósfera ominosa y perturbadora. Con el paso del tiempo, vemos que la mujer en lugar de mejorar empeora, hasta caer presa de la locura. Hay una presencia maligna, casi diabólica, que los rodea. La película está llena de situaciones ambiguas al respecto, ya que no sabemos si todo es producto de la mente de los personajes, o realmente algo sobrenatural se ha posesionado de ellos. Nuestro psicólogo empezará a tener visiones de los “Tres Mendigantes”, en realidad, tres animales: un venado, un zorro y un cuervo, aparentemente una especie de mensajeros apocalípticos. No soy experto en Teología, ni nada parecido, pero es lo que se sugiere. O también, el hombre soñará que una lluvia de bellotas cae sobre él.

Muchas escenas están filmadas con cámara Phantom de alta definición, que logra un minucioso y detallado slow motion. También hay muchos efectos digitales. No hay mucho que contar en el filme, pero nosotros como espectadores tenemos mucho que apreciar en cada toma. La tercera parte sigue convenciones hollywoodenses del cine de horror, pero es claro que Von Trier lo hace de manera intencional. Aquí todo se convierte en el clásico juego asesino del “gato y el ratón”, con  sangrientas y sádicas secuencias (mutilación genital incluída,  mostrada en detallado close-up), que llega un momento en que no tiene mucho sentido.

Sin embargo, como el artista consumado que es, Von Trier se ocupa de filmar todo con una genial estética, como ese momento final en el que los Tres Mendigantes entran a la cabaña para presenciar (o provocar) el sacrificio que el  psicólogo tiene que hacer. ¿Está actuando concientemente? ¿Actúa bajo la locura que le producen las visiones, de las que nunca sabemos a ciencia cierta por qué son producidas?




Lars Von Trier afirma que Antichrist está inspirada en un momento de su vida en la que sufrió ataques de ansiedad, como los mostrados en el personaje de Charlotte Gainsbourg. Aunque también ha dicho que muchas imágenes están inspiradas en “viajes” chamánicos que ha experimentado. Como sea, Antichrist me pareció una buena película, artística y muy arriesgada. Al final, Von Trier la dedica a Andrey Tarkovsky. De hecho, todo el filme se siente así, “tarkovskiano”. Mi problema, fue tratar de entender nuevamente el por qué Von Trier siempre tiene que llevar sus personajes femeninos al límite; el por qué siempre gusta mostrarlos sufriendo lo indecible, casi como mártires. ¿Será algo que disfruta mostrar en su cine? 

++Disponible en una edición especial en DVD con extras como:  corto “Vigilancia” de Gonzalo Zona, el cómo se hizo, "El caos reina en el Festival de Cannes", entrevista a los actores, confesiones sobre la ansiedad, diseño de producción de “El Edén”, el sonido y la música de “Anticristo”, los "tres mendigos", el maquillaje y sus trucos, la maldad de la mujer y el estilo visual de “Anticristo”. Curiosamente, son prácticamente los mismos extras del DVD editado por "The Criterion Collection", así como el Blu-ray. 

No hay comentarios:

Páginas vistas en total